Limpiar y desinfectar

La limpieza y la desinfección no es lo mismo. Con la primera se elimina la suciedad de las superficies y la segunda destruye los gérmenes.

Limpieza: es el conjunto de acciones por la cuales se pretende eliminar todo tipo de residuos, impurezas, suciedad, grasa o resto de materiales presentes en las instalaciones, maquinarias,  utensilios y superficies.

Desinfección: es la reducción, por medio de agentes químicos y/o físicos, del número de microorganismos presentes, hasta niveles que no comprometan la seguridad de los alimentos.

La desinfección no puede realizarse en superficies sucias.

Procedimientos de limpieza y desinfección

Los procedimientos de limpieza y desinfección incluyen métodos físicos y químicos, para limpiar y luego desinfectar todas las superficies:

1. Remover la suciedad gruesa: se deben retirar los residuos manualmente y desecharlos. Pueden remojarse las superficies con agua segura. En el caso de equipos, puede ser necesario desarmarlos y, algunas veces, remojar las piezas.

2. Limpiar: se aplica el detergente y se remueve toda la suciedad restante. Se debe cepillar o refregar con esponja todas las superficies a fin de eliminar toda suciedad adherida. Puede utilizarse agua tibia.

3. Enjuagar: se realiza con abundante agua fría o tibia, a chorro o a presión, según los elementos que se disponga.

4. Desinfectar: se aplica la solución desinfectante, en las concentraciones indicadas en los rótulos, y se la deja actuar durante el tiempo que recomienda el fabricante.

5. Enjuague final: con abundante agua segura, si es que el desinfectante utilizado requiere enjuague. Dejar secar las superficies.

Fuente: Erosky

 

 
5 claves para mantener alimentos seguros y evitar enfermedades
Cadena agroalimentaria
Enfermedades transmitidas por los alimentos (ETA)
¿Cómo manipular los alimentos de mayor riesgo?
Comidas seguras al aire libre
Período de vida útil de los alimentos
Recomendaciones por los cortes de luz
Algunos conceptos básicos